Guía y consejos para hacer el Camino de Santiago en Bici

Desde el tradicional saludo “Ultreya, suseya, Santiago!”. “Ánimo, que más allá, más arriba, está Santiago!“, saludo que los peregrinos intercambiaban a lo largo del Camino de Santiago, o el “Buen Camino!”, más habitual en la actualidad, hasta la equipación adecuada para hacer el Camino. Hay muchas cosas que debes saber si decides realizar el Camino en bicicleta. Estos son algunos consejos que pueden serte útiles.

1. ¿Dónde se inicia el Camino de Santiago?

El viaje empieza donde desees, puedes iniciar esta aventura incluso desde la puerta de tu casa, sin embargo, hay rutas señaladas desde las principales ciudades de España, aunque las rutas más populares son: la ciudad de Roncesvalles como punto de entrada a España, el denominado Camino Francés, San Sebastián (Camino del Norte), Sevilla (Vía de la Plata), Oviedo (Camino Primitivo), Lisboa (Camino Portugués) otras ciudades son Logroño, Burgos, León, Bilbao, Santander, Avilés, Gijón, Lugo, Ferrol, Tui, Cáceres, Ourense, Madrid y Barcelona son también puntos de partida pero muy poco habituales.

2. ¿Qué camino puedo seguir en bicicleta?

El recorrido del Camino de Santiago en bicicleta indicado en el sitio oficial, es de alrededor de 738 kilómetros y se divide en las siguientes etapas.

Saint Jean Pied de Port/Roncesvalles-Pamplona → 42 km.
Pamplona-Estella → 42 km.
Estella-Logroño → 50 km.
Logroño-Santo Domingo de la Calzada → 49 km.
Santo Domingo de la Calzada-Burgos → 72 km.
Burgos-Carrión de los Condes → 87 km.
Carrión de los Condes-León → 93 km.
León-Astorga → 54 km.
Astorga-Ponferrada → 53 km.
León-O Cebreiro → 53 km.
O Cebreiro-Portomarín → 62 km.
Portomarín-Arzúa → 53 km.
Arzúa-Santiago de Compostela → 39 km.

 

Camino Portugués

Localizar la ruta es bastante sencillo, a pesar de que existen nuevos caminos y carreteras que se superponen a las rutas originales; sin embargo, las administraciones locales, con el apoyo de las Asociaciones de Amigos del Camino, están muy involucradas en la puesta en valor del Camino y las rutas originales están siempre bien señalizadas.

Los indicadores más comunes son:

  • La flecha amarilla sin más pintada en cualquier lugar de la ruta (pared, muro, fachada de una casa, semáforo, señal de tráfico, acera, bordillo de la acera… en el lugar más inesperado).
  • La concha de vieira, ya sea a modo azulejo, o en un mojón grabada.
  • Los mojones, los hay solo con la concha de viera grabada, con la concha grabada y los kilómetros, con la concha a modo de azulejo pegada, una placa con el punto kilométrico, la flecha amarilla grabada y el símbolo de “Galicia” grabado.
  • Carteles con las flechas amarillas y la concha
  • Semáforo luminoso para advertir que estás cruzando la carretera con tráfico.
  • Símbolo del Peregrino la concha de vieira y el bastón. Además la calabaza.

En cualquier caso, es imposible perderse, pero siempre es mejor tener una guía adecuada para el viaje.

3. ¿Cuántos días se necesitan para hacer el Camino de Santiago?

Si el valor espiritual, cultural y natural del Camino es el mismo ya se haga a pie o en bici, sin duda la bicicleta acorta la duración del viaje a Santiago y las horas de caminata diaria, algo que ofrece la oportunidad de tener mucho más tiempo para descansar y visitar santuarios y lugares de interés.

Naturalmente, la duración también depende del punto de inicio del Camino, pero si se quiere hacer una estimación de los días necesarios, se puede calcular que en promedio, una persona que realiza el Camino y que no pedalea habitualmente recorre entre 8 y 10 km en una hora, en un día se pueden recorrer unos 50/60 km. Si se pedalean más kilómetros se puede llegar antes, pero también se pueden perder muchos detalles, la belleza de los paisajes y todas las riquezas que ofrece el Camino

4. ¿Qué se necesita para iniciar el viaje?

ropa1

Si quieres seguir el ritual del Camino de Santiago y recorrerlo como peregrino, lo primero que debes hacer ,ya sea que vayas a pie o en bicicleta, es solilcitar una especie de acreditación para el viaje, rellenando un cuestionario sobre las motivaciones que te impulsan a realizarlo.

De esta manera se obtiene la Credencial del Peregrino, en la que se deben recoger todos los sellos y firmas de las parroquias, hoteles y/o centros de acogida que se encuentran a lo largo del recorrido. Este “pasaporte” se obtiene no sólo en hoteles y parroquias, sino también en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, y permite obtener, al finalizar el recorrido, la “Compostela“, el certificado oficial que acredita haber recorrido al menos 100 km a pie o a caballo, o 200 km en bicicleta.

Con la acreditación se entrega el mapa del Plano del Camino de Santiago con la altimetría de todo el recorrido.

5. ¿Dónde se puede dormir?

Para alojarse en el camino hay básicamente tres tipos de soluciones:

Pensiones, hoteles, hostales y casas de turismo rural: se encuentran a todo lo largo del Camino y son recomendados para los ciclistas: un buen descanso siempre es placentero tras muchos kilómetros pedaleando.

Refugios y albergues: son para uso exclusivo de los peregrinos, pensados para aquellos que viajan a pie, pero a veces están mal equipados para los ciclistas (en algunos, sólo aceptan ciclistas después de las 20 horas; otros no aceptan a los ciclistas, ya que no cuentan con lugar para resguardar las bicicletas). Son muy baratos, pero dan alojamiento por sólo una noche y no se puede reservar; además, si quedan pocos lugares, siempre hay que dar prioridad a los peregrinos que viajan a pie.

Campings: se pueden encontrar soluciones de alojamiento en bungalows y campings; si no contrataste un viaje organizado, puedes llevar una tienda de campaña ligera y compacta, no para sobrecargarte de peso.

6. ¿Cuál es el equipo ideal?

Es importante que el equipo para el viaje sea ligero, esencial y reducido a lo indispensable. Se estima que, por lo general, las bolsas y mochilas no deben superar el 10% del peso de la persona que las carga.

Para las bicicletas, llevar un kit para reparaciones importantes: la bomba, cámaras de aire de repuesto, cadena y candado (para cuando se visitan santuarios u otros sitios) y dos cantimploras de agua.

Tienes más información aquí.

7. ¿Qué bicicleta es la más conveniente?

Guía y consejos para hacer el Camino de Santiago en Bici

La elección de la bicicleta, además del gusto personal, depende de la ruta elegida. De hecho, existe la posibilidad de hacer la ruta sólo por carreteras pavimentadas, por caminos secundarios de tierra o mejorados, o alternando entre ambos.

El “Camino de carretera”, indicado con la concha de fondo azul, es asfaltado; es el más simple y conveniente para viajar con niños: la bicicleta a utilizar puede ser una bicicleta clásica con neumáticos estrechos y lisos.

Si quieres en cambio pedalear por caminos de tierra, entonces es aconsejable utilizar una bicicleta de montaña con un buen sistema de suspensión.

8. ¿Cuándo y con quién ir?

La temporada perfecta para el Camino de Santiago es de marzo a septiembre, excluyendo el mes de agosto por sus temperaturas muy altas durante el día. Durante los meses de invierno no es tan aconsejado debido a las lluvias, muy abundantes sobre todo cuando llegamos a Galicia.

Viajar en compañía siempre es recomendable, no sólo por el apoyo en caso de problemas, sino también para vivir juntos la experiencia del viaje.

9. ¿Y la comida?

Pulpo en Santiago

Además del aspecto espiritual y los detalles técnicos del camino de Santiago, no hay que olvidar el aspecto gastronómico de un camino que recorre toda España, una tierra llena de sugestiones y excelente gastronomía.

A los peregrinos nunca se les niega una comida caliente en los albergues, ya sea una sopa de ajo o un plato más energético para reponerse de la fatiga de una intensa jornada.

A lo largo del recorrido, tu curiosidad y tu paladar te guiarán a restaurantes, tabernas y mercados, donde degustar recetas típicas de la zona y los productos locales; entre ellos, no puedes perderte el Butelo (Botilo), la sopa de ajo, el caldo gallego, el cocido maragato o las patatas a la riojana.

Tienes más información sobre la alimentación adecuada en el Camino en este link.

10. ¿Cómo comportarse en en Camino?

Aproximadamente el 15% de los peregrinos del Camino de Santiago siguen la ruta en bicicleta. Lo que significa que, principalmente en los meses más concurridos como septiembre, caminos y senderos pueden estar muy transitados, por eso es importante seguir ciertas reglas básicas para que el Camino sea una gran experiencia para todos los involucrados: caminantes y ciclistas.

Anuncia tu presencia: Si vas en bicicleta por el mismo sendero que los caminantes, asegúrate de que sepan que estás ahí, haciendo sonar tu campana, o con un ‘Buen Camino!’ u otro saludo.

Vías alternativas: como ciclista, ten en cuenta que en ciertas áreas, es posible que puedas seguir una ruta alternativa, más adecuada para bicicletas y lejos de los caminantes. Esta información está generalmente disponible en las guías y mapas, y señalizada en algunas partes del recorrido.

Caminos estrechos: en zonas estrechas ocupadas por caminantes, podría ser oportuno bajar de la bicicleta.

Respetar a los otros peregrinos: todo se reduce a una simple regla: respetar a los otros peregrinos, sobre todo, ser amable con los otros usuarios de la ruta, más vulnerables que un ciclista. Por ejemplo, en tramos saturados, mantén una velocidad baja para evitar sorpresas. Si encuentras peregrinos a caballo, deja suficiente espacio cuando los superes, para que los animales no se asusten.

Mantente seguro: los ciclistas deben, por ley española, usar casco al montar en zonas urbanas.

Puedes ver más consejos de como comportarse en el Camino en esta guía para peregrinos en bicicleta.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code