Camino de Santiago por la Maragatería: Castrillo de Polvazares

La hermosa comarca de la Maragatería te espera con historias y tradiciones ancestrales que vale la pena descubrir mientras pedaleas el Camino de Santiago.

Dónde se encuentra la Maragatería

La Maragatería es una región en el noroeste de la provincia de León, en la Comunidad Autónoma de Castilla-León. Se divide en las Subcomarcas de Alta Maragatería y Baja Maragatería, cubriendo un área total de 400 kilómetros cuadrados. La elevación más alta de la Maragatería es el Monte Teleno de 2.188 m.

Está formada por los siguientes municipios:

  • Astorga (capital económica)
  • Brazuelo
  • Lucillo
  • Luyego
  • Santa Colomba de Somoza
  • Santiago Millas
  • Val de San Lorenzo

Nuestros recorridos en bici por el Camino de Santiago atraviesan esta hermosa comarca leonesa, poco después del inicio en la ciudad de León, en camino hacia Astorga, pasando por lugares como Castrillo de Polvazares.

Camino de Santiago por la Maragatería: Polvazares

Camino de Santiago por la Maragatería: Polvazares

Historia de la Maragatería

En el año 17 a.C. la Maragatería se formó después de la sumisión de los asturianos celtíberos, al imperio romano. Como resultado, comenzó a extraerse el oro de las faldas del monte Teleno y Astorga se expandió para convertirse en el principal centro administrativo en el oeste de España.

Para proteger el traslado del oro, que también pasaba por las Médulas desde Astorga, se estableció allí una fuerte guarnición.

Camino de Santiago por la Maragatería: las Médulas

Con el declive de la minería del oro, la estructura económica cambió de nuevo hacia la agricultura. Debido al suelo rocoso y el clima desfavorable en los Montes leoneses, los maragatos buscaron otras fuentes de ingresos, que se potenciaron después del descubrimiento de América. Por un lado, los maragatos se instalaron en las colonias españolas, en una zona que comprendida en las actuales Argentina y Uruguay. Sus descendientes se llamaron a sí mismos, maragatos.

Por otra parte, comenzaron a dominar el transporte de mercancías entre los puertos de Galicia y Madrid: los productos de las colonias tenían que ser transportados hacia el interior y hacia la capital. Los maragatos fueron carreteros exitosos muy apreciados por su puntualidad y fiabilidad. Con la construcción de la vía férrea, la industria del transporte carretero perdió importancia de nuevo.

Camino de Santiago por la Maragatería: Palacio de Gaudí en Astorga

Camino de Santiago por la Maragatería: Palacio de Gaudí en Astorga

Publicitando y envasando mercaderías de las colonias, como azúcar y cacao, la ciudad de Astorga se convirtió en un centro de producción de productos de confitería. En el curso de la industrialización, muchas de estas empresas tuvieron que cerrar, pero Astorga, sin embargo, sigue siendo conocida por sus dulces.

Origen y costumbres de los maragatos

El pueblo de los maragatos ha sido objeto de especulaciones antropológicas, principalmente a causa de sus ropas y costumbres.

Origen

Los maragatos son alrededor de 4.000 personas distribuidos en más de 40 aldeas en las colinas, en gran medida despobladas, en las afueras de Astorga. Se cree que son las últimas personas moriscas de España, descendientes de los bereberes del norte de África que cruzaron a la Península Ibérica con las primeras incursiones árabes en el siglo VIII. Durante siglos mantuvieron su identidad y sus costumbres, prosperando a través del monopolio del comercio arriero de España.

Los maragatos tienen orígenes misteriosos y son conocidos como uno de los pueblos malditos. A pesar de que sus raíces árabes han sido impugnadas, se cree que se convirtieron en el momento de la reconquista.

Camino de Santiago por la Maragatería: Comisión de maragatos © Ramón Cifuentes

Camino de Santiago por la Maragatería: Comisión de maragatos © Ramón Cifuentes

Pero, a diferencia de otros moriscos convertidos, que se fusionaron en la cultura española después de la primera expulsión de los moriscos en 1492, los maragatos conservaron su identidad. Aunque comparten su folklore, bodas y alimentos con los turistas, los maragatos tienen una actitud protectora y desconfiada que pocas personas pueden penetrar.

Vestimenta de los maragatos

La ropa tradicional de los hombres consiste en un sombrero de ala ancha, camisa blanca, chaleco, chaqueta, pantalones bombachos y botas altas, un equipo que se adaptaba a su tradicional oficio de carreteros: el sombrero y la chaqueta para estar protegidos contra la intemperie, las botas altas para los caminos fangosos, los bombachos para utilizar cómodamente con las botas. Las mujeres llevaban falda y blusa blanca, corset bordado rojo o negro, un delantal rojo, mantilla y un pañuelo de acuerdo a su estado: blanco para las solteras, rojo para las casadas. Este traje es muy caro de producir y ahora se usa solamente en días especiales y de fiesta. Como lo es la celebración anual en Astorga de la Boda Maragata.

Figuras de Juan Zancuda y Colasa en el Ayuntamiento de Astorga

Figuras de Juan Zancuda y Colasa en el Ayuntamiento de Astorga

Un par de figuras (Juan Zancuda y Colasa) vestidas con sus trajes tradicionales, pueden verse en el reloj del Ayuntamiento de Astorga, donde marcan las horas a toque de campana, desde 1748.

Una extraña costumbre se relaciona con los partos. Se dice que el hombre lloraba junto a su esposa y ocupaba su lugar en el parto después de dar a luz. De fondo estaba la creencia de que las mujeres durante el parto eran particularmente débiles y vulnerables, e indefensas ante el ataque de los espíritus malignos. Así que el hombre protegía a su esposa conjurando a los espíritus.

El cocido maragato

El plato emblemático de esta comunidad es el cocido maragato, un abundante guiso que incluye hasta 7 tipos de carnes y embutidos, además de garbanzos y repollo. Caldo, carne y garbanzos a continuación, se presentan por separado y con una particularidad: se sirven “al revés”. Primero las carnes del cocido, después las verduras, y finalmente la sopa. Este curioso servicio tiene su explicación y se basa en la cultura arriera cuando era común transportar en los largos viajes, carne de cerdo cocida, que se conservaba fresca durante cierto tiempo. Al detenerse en las posadas, los maragatos comían primero la carne fría que ellos llevaban y, para finalizar, pedían al posadero una sopa o caldo caliente.

Camino de Santiago por la Maragatería: Cocido Maragato©DavidPérez(DPC)

Camino de Santiago por la Maragatería: Cocido Maragato©DavidPérez(DPC)

Recuerda, cuando hagas uno de nuestros recorridos en bicicleta por el Camino de Santiago, no pierdas la oportunidad de conocer a los maragatos y su cultura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code