Una peregrinación a Santiago de Compostela por el Camino Francés, no puede ni debe hacerse sin pasar por la “Pequeña Compostela” que es como se conoce a Villafranca del Bierzo, uno de los pueblos con mayor encanto de este recorrido.

Villafranca-del-Bierzo1

Capital llena de historia y cultura del Bierzo, ofrece numerosos lugares para visitar y diferentes rutas que realizar, especialmente para los amantes del vino, ya que aquí podrán acercarse hasta cualquiera de sus bodegas ubicadas en la calle del Agua y disfrutar de una buena cata dirigida por un experto enólogo.

Qué ver en Villafranca del Bierzo

Iglesia de San Francisco

Si has decidido hacer el Camino de Santiago en bicicleta, tedrás más tiempo para detenerte en esta histórica comarca por la que pasa el Camino, toda ella monumental. Pedaleando  podrás llegar hasta el centro de Villafranca del Bierzo y comenzar visitando la Iglesia de San Francisco, perteneciente al siglo XVI y de estilo mudéjar, así como su espectacular Plaza Mayor con sus magníficos soportales.

Museo de Ciencias Naturales

Villafranca-del-Bierzo-Iglesia-de-San-Nicolas1

A partir de allí y por la travesía de San Nicolás, se llega al Convento del mismo nombre y al Museo de Ciencias Naturales, donde se debe concertar una visita con anticipación si se desea adentrarse en él.

Jardín de Alameda

A muy poca distancia del Museo de las Ciencias Naturales está el Jardín de Alameda, de finales del siglo XIX y donde se podrá disfrutar de una jornada romántica entre sus fuentes y jardines.

Iglesia de Santiago

Villafranca-del-Bierzo-Puerta-del-Perdon

A las afueras del pueblo se encuentra la iglesia de Santiago, de estilo románico y de una sola nave pero de una enorme importancia, ya que los peregrinos que por las razones que sean, no pueden llegar hasta Santiago de Compostela, podrán conseguir los favores del Santo si atraviesan la también conocida como “Puerta del Perdón” que se encuentra al norte de la iglesia.

Castillo de los Marqueses de Villafranca

castillo villafranca

Por último aconsejamos una visita a los alrededores del Castillo de los Marqueses de Villafranca, construido en el siglo XVI y que aunque tiene titularidad privada y no puede visitarse, desde sus alrededores puede disfrutarse de unas espectaculares vistas sobre el río Burbia.

Qué hacer en Villafranca

Nadie puede marcharse de Villafranca sin haber probado su rica gastronomía en la que destacan sus embutidos, las truchas de su río, las empanadas, las castañas, los pimientos y el popular botillo.

En el restaurante “La puerta del Perdón”, en “La Pedrera Casa de Comidas” o en el restaurante “Mendez El Guardia”, se pueden degustar todas estas exquisiteces y muchas más en menús que van desde los 20 euros hasta los 40 euros. Si se desea algo más económico en el restaurante Sevilla o en el mesón Los Ancares, tendrá la posibilidad de conseguirlo.

Una vez se hayan maravillado con el ambiente de Villafranca del Bierzo, será el momento de continuar con el Camino de Santiago. ¡Buen viaje!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code