A pesar de lo que puedas pensar, el invierno es una época fantástica para viajar a las Rías Baixas, en el sur de Galicia. En los últimos años, los meses finales del año: octubre, noviembre y diciembre estamos disfrutando de temperaturas en algunos casos más propias de primavera o incluso verano, por lo que podrás disfrutar de un largo paseo por las playas de la Illa de Arousa, siempre que no amenace lluvia.

 

Ruta en bici por las Rías Baixas en invierno

Si decides reservar nuestra “Ruta clásica Rías Baixas en bici” en invierno podrás recorrer gran parte de la comarca del Salnés y conocer algunos de los maravillosos rincones de las Rías de Arousa y Pontevedra.

Ruta por las Rías Baixas en invierno

Ruta en bicicleta por las Rías Baixas en invierno

El itinerario que te proponemos consta de cuatro días y tres noches en las Rías Baixas; antes de comenzar el viaje recibirás toda la información necesaria para realizar la ruta junto con nuestro cuaderno de viaje por lo que no tendrás ningún problema para llegar a cada uno de los lugares que te proponemos. Te ofrecemos el alquiler de bicicleta en las Rías Baixas para que sólo tengas que preocuparte de disfrutar el viaje. Tendrás todo lo necesario pero si quieres saber cuáles son aquellos sitios que no te puedes perder para sacarle el máximo partido a tus vacaciones debes continuar leyendo.

Día 1: Llegada a Cambados

Sería perfecto que el primer día en las Rías Baixas pudieses llegar por la mañana para aprovechar el tiempo para visitar y conocer el pueblo. Si no, si llegas de cara a la noche te proponemos que te acerques hasta el barrio de Fefiñáns, donde podrás visitar el conjunto histórico-artístico que compone la plaza: el Pazo, el arco-puente, la Torre del Homenaje y la Iglesia de San Benito, se trata de un lugar precioso que también podrás admirar con la estupenda iluminación nocturna con la que cuenta, dado que por estas fechas los días ya son más cortos.

Cambados - Pazo de Fefiñáns

Cambados – Pazo de Fefiñáns

En los alrededores de la plaza, a lo largo de la calle Real y la plaza de Rodas, se sitúan los restaurantes de cocina típica de productos de las Rías Baixas, en los que podrás comer unas auténticas tapas de mariscos y carnes: navajas, zamburiñas, chipirones o secreto ibérico son de las no debes dudar en pedir y, por supuesto, acompáñalas de una copa de Albariño.

Tapa de Zamburiñas

Tapa de Zamburiñas

Día 2: Pedalea entre viñedos e islas

Primera parte del día

Después de un enérgico desayuno, comenzarás la primera etapa en bicicleta por las Rías Baixas, te recomendamos que salgas temprano para poder aprovechar al máximo el día. No olvides recoger tu picnic para poder comer en alguno de los lugares que te vamos a proponer.

 

Desayuno Camino en Bici

Desayuno Camino en Bici

Nada más salir en dirección Ponte Arnelas, bordearás el monte de A Pastora, si decides subir hasta el mirador podrás disfrutar de las vistas que ofrece de Cambados, de la ría y de los municipios cercanos. Por lo que podrás hacerte una idea de los lugares a través de los que te llevará esta ruta.

Mirador de A Pastora con la Ría de fondo

Una vez en Pontearnelas deberás continuar hasta el Pazo de Baión, que cuenta con una gran explotación vitivinícola y bodega, en el que realizarás una visita guiada y una degustación de Albariño.

 

Vistas de Pazo Baion desde tu bicicleta

Vistas de Pazo Baion desde tu bicicleta

Y ha llegado la hora de comer, para la que te proponemos dos opciones para tomar el picnic de Camino en Bici:

  • La primera es acercarte a la Playa Fluvial de Pago Negro, que se encuentra a cinco minutos del pazo, y disfrutar de un tranquilo picnic a la orilla del río.
  • La segunda opción en caso de que veas con fuerzas de subir a lo alto del monte Lobeira es comer en los alrededores del mirador mientras disfrutas de las impresionantes vistas de toda la comarca; llegar arriba te costará un poco más, pero merece el esfuerzo

Picnic en Monte Lobeira – con vistas a la ria

Segunda parte del día

Una vez de vuelta en Cambados, el segundo itineario del día te llevará hasta A Illa de Arousa. Solo por recorrer el puente en bicicleta y disfrutar del olor a mar, del viento en la cara y de las vistas, el viaje ya habrá merecido la pena. Si te apetece dar un paseo y mojar los pies, una vez llegues a Carreirón adéntrate en el parque natural hasta Praia Arnela, una pequeña y recogida cala frente O Grove en la que la temperatura siempre es fantástica y en la que aunque sea un día de viento allí no lo notarás.

Faro Illa de Arousa

Faro Illa de Arousa

Día 3: Playas de arena blanca

Hoy dejarás Cambados para dirigirte a O Grove y la primera parada que te recomendamos es la playa de A Lanzada, no importa cómo la describamos, te dejará sin palabras y te quedarás con ganas de quedarte todo el día a disfrutar de sus más de dos kilómetros de arena blanca y fina.

Playa de A Lanzada

Playa de A Lanzada

Deberás desviarte un poco de la ruta para visitar la Capilla de A Lanzada. Esta pequeña ermita situada en una pequeña península que se adentra en el mar en plenas Rías Baixas, data del siglo XIII y antiguamente formaba parte de una fortaleza de defensa costera contra invasiones vikingas y normandas para impedir su llegada a Santiago de Compostela.

Capilla de A Lanzada

Capilla de A Lanzada

Una vez dejes atrás A Lanzada y antes de continuar hasta San Vicente do Mar, puedes subir hasta el mirador de A Siradella, donde te encontrarás con una panorámica de toda la playa, que no te cansarás de fotografiar. A los pies del mirador, hay un parque con unas mesas de piedra, en las que podrás tomar tu picnic de hoy.

Mirador de A Siradella

Mirador de A Siradella

En San Vicente do Mar puedes visitar el puerto deportivo y es imprescindible que recorras el paseo Pedras Negras, que trascurre por un paseo de madera frente al mar y que se une a una pequeña ruta de senderismo.

Día 4: Salida de O Grove

Ha llegado el final del viaje (aunque no tiene por qué, siempre podemos ayudarte a prolongar tu estancia) y no puedes irte sin visitar el pueblo de O Grove y A Illa da Toxa.

Si te apetece, lo más típico en O Grove es dar un paseo en catamarán, este barco con un fondo acristalado de permitirá ver cómo es nuestro océano desde dentro. Además, quizás tengáis suerte y sea un día de esos en los que los arroaces naden a vuestra par mientras navegáis.

Catamaran O Grove

Catamaran O Grove

En A Illa da Toxa, tienes que visitar su ermita, está toda recubierta de conchas de vieira y probablemente nunca habrás visto una igual. También puedes dar un paseo por toda la isla y por las típicas tiendas de souvenirs.

Capilla A Toxa

Capilla A Toxa

Si además quieres quedarte a comer, O Grove es el lugar perfecto para una mariscada para acabar tu paseo por las Rías Baixas en invierno. 

Mariscada

Mariscada

QUIZÁS TE INTERESE: