Contenidos

La Provenza Francesa es uno de esos lugares que no deja indiferente a nadie. Inspiración de artistas y escritores, repleta de extensos y coloridos campos de lavanda, se perfila como uno de los destinos más atractivos y versátiles que puedes visitar en la actualidad. Desde Camino en Bici te ofrecemos la oportunidad de descubrir algunos de los principales lugares de esta región tan especial. A continuación, tienes algunas recomendaciones sobre qué visitar en la Provenza Francesa.

Situación de la Provenza Francesa

La zona denominada como la Provenza francesa se localiza en el sudeste de Francia. Hoy en día forma parte de la región administrativa Provenza-Alpes-Costa Azul.

Geográficamente ocupa toda la extensión de terreno que limita al norte con la región de Ródano-Alpes, al sur con el Mar Mediterráneo, al este con las regiones italianas del Liguria y Piamonte y al oeste con la región de Languedoc-Rosellón.

Mejor época del año para viajar a la Provenza Francesa

Como has podido comprobar en el párrafo anterior, la Provenza Francesa está situada en lo que conocemos como la Francia Mediterránea. Por lo tanto, disfruta de un clima mediterráneo templado, influenciado por la presencia del Mar Mediterráneo, con estaciones bien marcadas.

Los veranos en la Provenza Francesa son calurosos y secos, durante el día las temperaturas oscilan los 30º C. y por la noche están entre los 20º C. y los 25º C. Los inviernos son soleados y suaves, aunque en ocasiones pueden ser fríos a consecuencia del Mistral (Maestral). El Mistral es un viento frío, seco y violento que se puede presentar en cualquier época del año y puede alcanzar los 90 kilómetros por hora.

De modo que los mejores meses para visitar la Provenza Francesa son abril, mayo, junio, julio y septiembre. Las temperaturas son más suaves y el clima más agradable.

Etapas y kilómetros de la Ruta en bicicleta por la Provenza Francesa

En Camino en Bici te proponemos un interesante recorrido con base en Orange, es decir, pernoctarás todos los días en el mismo hotel de Orange y realizarás Rutas de Cicloturismo Circulares. Por lo tanto, partirás en bicicleta desde Orange y regresarás hasta Orange en bicicleta, aunque en una ocasión podrás hacerlo en tren.

  1. Ruta circular en bicicleta: Orange – BérradidesChâteauneuf-du-Pape – Orange 43 kilómetros
  2. Etapa en bicicleta: Orange – Avignon 31 kilómetros en bicicleta, regreso a Orange en tren o en bicicleta. Si regresas en bicicleta la etapa tendrá un total de 62 km
  3. Recorrido circular en bicicleta: Orange – UchauxSérignan du Comtat – Orange 28 kilómetros
  4. Trayecto circular en bicicleta: Orange – Beaumes-de-VeniseVacqueyras -Orange 51 kilómetros
  5. Itinerario circular en bicicleta: Orange – Camaret-sur-AigesSainte-Cécile-les-VignesRochegude – Orange 46 kilómetros
Ruta en bicicleta por la Provenza Francesa

Ruta en bicicleta por la Provenza Francesa

Son muchos los lugares que merecen una especial mención en esta atractiva zona. Sin embargo, desde Camino en Bici queremos ofrecerte información más específica sobre aquellos recursos que se localizan próximos o dentro de la propia Ruta en bici por la Provenza Francesa que te ofrecemos.

Nuestra recomendación sobre qué visitar en la Provenza Francesa incluye:

Qué visitar en la Provenza Francesa: Orange

La ciudad de Orange fue fundada con el nombre de Arausio por legionarios romanos sobre el año 30 antes de Cristo.

Orange gozó de gran prosperidad durante esta época. Muestra de ello son su Teatro Romano y su Arco del Triunfo, muy bien conservados en la actualidad:

Teatro Romano de Orange – Théâtre Antique d’Orange

Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1981, se caracteriza por ser el único teatro romano que todavía conserva prácticamente intacto su muro principal. Sin duda, es uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad.

Se localiza en el centro de  la ciudad de Orange y solamente con acercarte a sus instalaciones podrás ser testigo de su espectacularidad. En su interior, a pesar de que ya no se conservan las gradas originales, si que disfrutarás de su esplendida fachada escénica de más de 37 metros de alto y 100 metros de largo. Igualmente, merece especial mención la enorme estatua dedicada a Augusto en el centro de la misma y las pequeñas exposiciones, sobre la cultura romana, que se encuentran distribuidas por varias galerías del propio edificio.

Con un aforo aproximado para 9.000 personas, el Teatro Romano de Orange, era empleado para la visualización de todo tipo de espectáculos de danza, teatro, acrobacias… en la actualidad el teatro se sigue empleando para la celebración de diferentes tipos de eventos como puede se el Festival Lírico de Orange.

Provenza Francesa - Théâtre Antique d'Orange - Teatro Romano de Orange

Provenza Francesa – Théâtre Antique d’Orange – Teatro Romano de Orange

Arco del Triunfo de Orange – Arc de Triomphe d’Orange

Tiene más de 2.000 años de antigüedad y también fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1981.  Lo encontrarás a menos de un kilómetro de distancia del Teatro Romano de Orange.

El Arco del Triunfo de Orange presenta un arco central más grande que los dos laterales y conserva escasos elementos decorativos de la construcción original. Podemos destacar las columnas corintias adosadas y un relieve en su parte superior relativo a la Batalla de la Legio II Augusta.

Durante la Edad Media, Orange pasó a convertirse en Condado y empieza a ir pasando de una familia a otra hasta el año 1530, que es cuando fallece el correspondiente Conde de Orange, sin dejar descendencia. Casualidades de la vida, el heredero más próximo es el holandés Rene de Nassau quien se convierte en “stadhouder” (lugarteniente representante de las provincias holandesas) y cuyos descendientes se convertirán en los Príncipes de Orange.  Tras 169 años de dominio holandés, la ciudad de Orange vuelve definitivamente a manos francesas en el año 1713.

Te recomendamos también visitar la Catedral de Nuestra Señora de Nazaret de Orange, construida durante el siglo XII y rehabilitada varias veces como consecuencia de las guerras religiosas que tuvieron lugar en la zona, entre católicos y protestantes.

No deberás perderte el Museo de Arte e Historia de Orange, situado justo enfrente del Teatro Romano de Orange.

Provenza Francesa - Arc de Triomphe d'Orange - Arco de Triunfo de Orange

Provenza Francesa – Arc de Triomphe d’Orange – Arco de Triunfo de Orange

Qué visitar en la Provenza Francesa: Jonquières

Hermoso y colorido pueblo, con un pasado ligado a la historia de los Príncipes de Orange y al cultivo de la vid.

Destacamos la creatividad y le experiencia de los múltiples artesanos que desde hace años habitan y exponen sus obras aquí.

Viñedos en la Provenza Francesa

Viñedos en la Provenza Francesa

Qué visitar en la Provenza Francesa: Bédarrides

Qué visitar en la Provenza Francesa te recomienda también esta pequeña y tranquila ciudad de origen Romano.

En ella puedes visitar su Iglesia de San Lorenzo (construida en el siglo XVII), su bien conservado Puente Romano y la conocida como Torre del Agua, construida en el año 1864.

Bédarrides es una localidad muy arraigada a sus costumbres y tradiciones. Como muestra de ello encontrarás múltiples festivales que podrás disfrutar durante, prácticamente, todo el año.

Campos de Lavanda en la Provenza Francesa

Campos de Lavanda en la Provenza Francesa

Qué visitar en la Provenza Fancesa: Châteauneuf-du-Pape

Situada entre las famosas ciudades de Orange y Avignon, esta localidad nace en las proximidades del Río Ródano.

De origen romano, al igual que las otras poblaciones colindantes, Châteauneuf-du-Pape se hizo famosa a nivel mundial por convertirse desde el siglo XIV en el lugar de vacaciones predilecto de los pontífices de roma.

Fue precisamente el Papa Juan XXII quien, a principios del siglo XIV, ordenó la construcción del Châteauneuf-du-Pape.

Provenza Francesa - Châteauneuf du Pape

Provenza Francesa – Châteauneuf du Pape

Castillo de Châteauneuf-du-Pape

El Castillo de Châteauneuf-du-Pape te dejará sorprendido con unas hermosas vistas del lugar. Está construido con azulejos elaborados en el propio pueblo y con piedras procedentes de la cantera de Courthézon.

Una vez que fue abandonado como residencia vacacional de los papas, el Castillo de Châteauneuf-du-Pape fue saqueado numerosas veces y parcialmente destruido durante las guerras religiosas francesas. Durante la Segunda Guerra Mundial fueron los alemanes quienes se hicieron con el control del Castillo de Châteauneuf-du-Pape, el cual acabó siendo bombardeado por el ejército estadounidense. Tras varios procesos de rehabilitación y reconstrucción hoy en día alberga un salón abierto al público, dentro de lo que fue en su momento la Bodega del Castillo de Châteauneuf-du-Pape.

Cuando el Papa Juan XXII, se trasladó a esta población para su retiro vacacional, trajo consigo a un gran número de jornaleros, entre ellos viticultores experimentados que promovieron el éxito de la ciudad como referente vitivinícola.  Hoy en día el vino Châteauneuf-du-Pape, también conocido como el “Vino Papal“, es una reconocida Denominación de Origen que se produce a partir de unas trece variedades de uva de la zona, entre las que destaca la “garnacha“.

Iglesia de Notre-Dame-de-l’Assomption

La Iglesia de Notre-Dame-de-l’Assomption fue construida al mismo tiempo que las murallas defensivas, que rodeaban la ciudad de Châteauneuf-du-Pape, a mediados del siglo XII.

De esta construcción original solamente se conserva la nave principal con arco de medio punto y doble techo. Entre los siglos XIV y XVIII se fue ampliando la iglesia  y se fueron añadiendo diversas capillas laterales dedicadas a San José y la Virgen María.

Como anécdota, es importante señalar que los habitantes de Châteauneuf-du-Pape tenían el derecho a ser enterrados en el interior de la Iglesia de Notre-Dame-de-l’Assomption. Este es el motivo por el cual hay tumbas bajo el suelo del actual templo. Estas prácticas fueron habituales hasta el siglo XVIII, cuando por razones de salubridad fueron prohibidas.

En su interior podrás apreciar un hermoso púlpito de piedra, obra de Laffitte,  procedente de la localidad francesa de Velleron. Destaca También la estatua dorada del patrón de la ciudad, el Beato Pedro de Luxemburgo, y un órgano restaurado, cuyos orígenes se remontan al año 1870.

Otros lugares destacados de Châteauneuf-du-Pape

  • Capilla de San Teodoro: capilla románica, fue edificada durante el siglo XVIII y utilizada para exposiciones durante el verano.
  • Fontaine de Souspirion (Fuente de Souspirion): construida en el siglo XIV.
  • Tour des Lhers (Torre de Lhers): lavantada durante el siglo XII.
  • Museo de la Viña y el Vino: donde aprenderás la historia de la viticultura de esta región. Incluso podrás hacer interesantes catas de vino y visitas guiadas a las diferentes bodegas que aquí se encuentran.
  • Antiguo Horno de Cal: fue donde se produjeron los azulejos empleados en la construcción del Châteauneuf-du-Pape.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Caderousse

Otro de los lugares imprescindibles qué visitar en la Provenza Francesa es Caderousse, no puedes perderte este bonito pueblo.

Uno de sus principales atractivos es la gran presa o dique de agua. Se levanta entre el año 1863 y el año 1866 para proteger la localidad de las continuas inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Ródano. Este dique de agua fue catalogado como Monumento Histórico, en el año 2001, por el Gobierno Francés. La presa tiene una altura de unos diez metros y un largo de casi dos kilómetros.

En Caderousse merecen también una mención especial:

  • Ayuntamiento de Caderousse: coronado por un elegante campanario fue construido en el año 1752.
  • Vestigios de la Muralla de Gramont: en el año 1364 el Papa Inocencio VI ordenó su construcción.
  • Église Saint-Michel de Caderousse (Iglesia de Sant-Michel de Caderousse): catalogada como Monumento Histórico en el año 1946, merece especial atención su espectacular campanario del siglo XVI.
  • Chapelle d’Ancezune (Capilla de Ancezune): data del siglo XV y es Monumento Histórico desde el año 1905.
  • Chapelle de Saint-Martin (Capilla de Saint-Martin): fue construida en el siglo XII y está catalogada como Monumento Histórico en 1932.
Pronveza Francesa - Caderousse

Pronveza Francesa – Caderousse

Qué visitar en la Provenza Francesa: Villeneuve-lès-Avignon

Villeneuve-lès-Avignon es una pequeña ciudad medieval que no deja indiferente a nadie.

Situada a los pies del rio Ródano, durante el siglo XIV, fue el lugar de pernoctación de los Cardenales de la Corte Papal establecida en la ciudad del otro lado del río, Avignon. En la actualidad se puede considerar a esta localidad como la “ciudad residencial” de Avignon (Aviñón). Sus estrechas calles, recuerdan en todo momento el pasado de esplendor que vivió esta población.

Villeneuve-lès-Avignon cuenta con un atractivo patrimonio religioso, arquitectónico e histórico. Algunos ejemplos de ese importante patrimonio:

Abadía de Saint-André

Es uno de los lugares más especiales de la ciudad. Fue fundada en el siglo X sobre el Monte Andaon, dentro del recinto del Fuerte de Saint-André. La Abadía de Saint-André ofrece unas vistas panorámicas espectaculares tanto del valle del río Ródano como de la antigua ciudad papal de Avignon. Cuenta también con uno de los jardines en forma de terraza más hermosos de toda Francia. El Palacio Central de la Abadía de Saint-André fue modificado por el propio arquitecto del rey Luis XIV, reflejando esto la magnificencia e importancia que tuvo este lugar en el pasado.

Fuerte de Saint-André

El Fuerte de Saint-André está formado por altos muros de piedra y por varias torres decoradas con almenas, que flanquean las esplendorosas puertas de acceso al mismo.

Ante el creciente poder de la República Papal de Avignon y sus pretensiones de controlar las dos orillas del río Ródano a finales del siglo XIII, el Rey de Francia Felipe IV El Hermoso, decide poner en marcha la construcción  de un complejo defensivo constituido entre otros edificios por un fuerte.  El Monte Andaon, dada su estratégica posición, será también el lugar elegido para ubicar dichas edificaciones. De hecho parte del recinto amurallado que se levanta a lo largo del siglo XIX sirve para proteger la antes nombrada Abadía de Saint-André, que se situaba en ese preciso lugar.

Torre Phillippe le Bel

La idea principal del rey Felipe IV El Hermoso era controlar totalmente el acceso desde la ciudad de Avignon, pero sobre todo pretendía regularizar la entrada al Reino de Francia a través del Puente de Saint Bénézet. Este puente unía la ciudad papal con la ciudad de Villeneuve-lès-Avignon. Es por este motivo que se ordena construir esta torre enfrente a la ciudad entre los años 1292 y 1307. Su labor de vigilancia se mantiene hasta el siglo XVII.

La Torre Phillippe le Bel consta de tres pisos decorados con elegante gusto y ofrece unas espectaculares vistas, desde sus almenas, del río Ródano y de la vecina ciudad de Avignon.

Colegiata de Notre-Dame de Villeneuve-lès-Avignon

La Colegiata de Notre-Dame de Villeneuve-lès-Avignon fue construida durante el siglo XIV. Destacamos su Claustro, también construido en el siglo XIV, el cual supone un hermoso ejemplo del estilo gótico que se desarrolló por aquel entonces en el sur de Europa. El patrimonio artístico que guarda en su interior es impresionante, destacando, por ejemplo,  la copia de una “Piedad” que a día de hoy se expone en el Museo del Louvre de París.

Chartreuse Notre-Dame-du-Val-de-Bénédiction (Cartuja del Val Benedictino)

Se trata del mayor monasterio de estas características construido por la Orden Benedictina en Francia. Fue fundado por Inocencio VI, durante el siglo XIV, en honor a Juan Bautista.

Estaba formado por una hermosa capilla, una iglesia (todavía se puede visitar a día de hoy), tres claustros, unas cuarenta celdas para los monjes y un extenso jardín.

La Chartreuse Notre-Dame-du-Val-de-Bénédiction estuvo ocupada hasta el año 1790, cuando como consecuencia de la Revolución Francesa fue deshabitada. Las instalaciones fueron vendidas y se llevó a cabo la parcelación que provocó la implantación de viviendas privadas y la desaparición de parte de las construcciones monásticas. A principios del siglo XX se iniciaron las labores de recuperación del edificio histórico, el cual hoy en día, está declarado como Monument Historique (Monumento Histórico) por el Gobierno Francés.

En la actualidad, tiene aquí su sede el Centre National des Écritures du Spectacle (Centro Nacional de Escritos sobre Espectáculos), interpretándose obras y celebrándose espectáculos teatrales a lo largo de todo el año.

Musée Pierre-de-Luxembourg (Museo de Pierre de Luxemburgo)

El Musée Pierre-de-Luxembourg está situado en un antiguo palacete del siglo XVII. Expone interesantes obras pictóricas de la escuela provenzal del siglo XVI al XVII y de escultura religiosa.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Avignon

Avignon (Aviñón) es una de las ciudades amuralladas más emblemáticas del sur de Francia. Siempre la verás incluida entre aquellos lugares qué debes visitar en la Provenza Francesa.

En el siglo XIV, alcanza su máximo esplendor al convertirse en una “Segunda Roma” para los pontífices de la Iglesia Cristiana. De hecho en el año 1309 (y hasta casi un siglo más tarde) se convierte en la Sede de la Cristiandad.

Su decadencia, como no podía ser de otra manera, viene marcada por la vuelta del pontificado a Roma, a principios del siglo XV. Igualmente la ciudad de Avignon, seguirá perteneciendo a Roma hasta 1793, año en que por voluntad propia se anexiona de nuevo a la recién creada República Francesa.

Durante tu visita a esta ciudad no debes perderte:

Palacio Papal

Lugar de residencia de siete Papas durante los años del Papado de Avignon. Se trata del palacio-fortaleza de estilo gótico más grande de todo el mundo.

Fue proclamado como Patrimonio de la Humanidad en el año 1995 junto con la Catedral de Notre-Dame-des-Doms, el Petit Palais y el Puente sobre el río Ródano.

Lo que hoy en día conocemos como Palacio Papal incluye en realidad dos palacios de menor tamaño:

    1. Palais Vieux (Palacio Viejo): levantado sobre los restos de un antiguo palacio episcopal entre los años 1334 y 1363. La obra se llevó a cabo bajo la supervisión del Papa Benedicto XII.
    2. Palais Neuf (Palacio Nuevo): ampliación desarrollada por el Papa Clemente VI y sus sucesores.

Tras la marcha del Pontífice y su “corte” de nuevo a Roma, el palacio perdió la gloria de los siglos pasados y acabó siendo empleado como base de los diferentes bandos en las guerras que vivió el país. A principios del siglo XX se lleva a cabo una profunda labor de recuperación y hoy en día es utilizado como museo.

En su interior son de especial mención:

    • Grande Audience: sala de gala con capacidad para más de 700 personas.
    • Gran Tinel: lugar en donde se celebraban los cónclaves.
    • Patio de Honor
    • Claustro de Benedicto XII
    • Frescos: pinturas de gran calidad en las capillas

Catedral de Notre-Dame-Des-Doms

La Catedral de Notre-Dame-Des-Doms se encuentra anexada al Palacio Papal.

En sus orígenes fue fundamentalmente una catedral de estilo románico. Sin embargo, como consecuencia de múltiples reconstrucciones y ampliaciones, a lo largo de los siglos, poco se puede apreciar en la actualidad del citado estilo arquitectónico.

De especial mención son: la estatua de la Virgen de plomo dorada que corona el actual campanario de la Catedral de Notre-Dame-Des-Doms desde 1859 y su pórtico de estilo próximo al arte romano antiguo. También podemos destacar en su interior, la hermosa Tumba del papa Juan XXII.

Catedrale de Notre-Dame-des-Doms - Avignon - Provenza Francesa

Catedrale de Notre-Dame-des-Doms – Avignon – Provenza Francesa

Pont D’Avignon o Pont Saint-Bénézet (Puente de Aviñón o Saint Bénézet)

El Pont D’Avignon, también conocido como Pont Saint-Bénézet, es un característico puente de la ciudad que servía para poder cruzar desde Avignon hasta Villeneuve-lès-Avignon. A pesar de que su largura original sería de unos 900 metros, hoy en día solamente se conserva un poco menos de la mitad del mismo.

En un primer momento se trataba de un puente de madera, pero a lo largo del siglo XII se decidió construir uno de piedra. Tras constantes derrumbes provocados por las crecidas del río Ródano, el Rey Luís XIV, a partir del año 1660 desiste de su reconstrucción y lo abandona a su suerte.

El nombre del puente está ligado a la leyenda que cuenta como un joven pastor de nombre Bénézet recibió el encargo divino de la construcción de este puente. Ridiculizado por las gentes del pueblo el pastor con ayuda de Dios fue capaz de coger y lanzar al río una inmensa piedra, a partir de la cual se inicia la edificación del puente.

Pont d'Avignon - Puente de Aviñón - Provenza Francesa

Pont d’Avignon – Puente de Aviñón – Provenza Francesa

Petit Palais

El Petit Palais (Palacio Pequeño) fue construido por el cardenal Bérenger Fedoli sobre el año 1320. Fue residencia de diversos cardenales y obispos. Las posteriores guerras y el propio paso de los años provocan ciertos daños estructurales que son todavía hoy visibles.

En su interior, alberga desde 1976 el Musée du Petit Palais. En este museo se guardan y exponen fundamentalmente una gran cantidad de pinturas y esculturas de finales del siglo XIII y principios del XVI.

Murallas de Avignon

Con una distancia de unos 4 kilómetros, las Murallas de Avignon protegieron a la ciudad durante años. Cuenta con 16 puertas y más de 30 torres, muchas de las cuales ya han tenido que ser restauradas.

Place de l’Horloge de Avignon

En pleno centro de la ciudad, en esta plaza se encuentran los edificios más importantes el Ayuntamiento de Avignon y la Ópera de Avignon, ambos del siglo XIX.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Roquemaure

Roquemaure es una pequeña ciudad de la Provenza Francesa ligada principalmente a la producción de vino y de aceite de oliva. Cuenta con una población de poco más de 5.000 habitantes. En esta hermosa ciudad no debes dejar de visitar:

Colegiata o Catedral de Saint Jean-Baptiste y Saint Jean l’Evangéliste

Se trata del edificio más emblemático de toda la ciudad. En un primer momento fue una iglesia fortificada, pero en el año 1346 pasó a recibir el rango de Colegiata o Catedral.

Su construcción se inició en 1329 y terminó en 1335, bajo las ordenes del Cardenal Bertrand de Pouget, sobrino del Papa Juan XX.

La Colegiata o Catedral de Saint Jean-Baptiste de Roquemaure es un claro ejemplo del estilo gótico meridional, el cual no es más que una mezcla entre la arquitectura románica y la gótica procedente del norte de Francia.

Justo en la entrada de la iglesia te encontrarás con un bautisterio digno de admirar. En el interior de la Catedral de Saint Jean-Baptiste de Roquemaure , destacan gran cantidad de obras de famosos pintores europeos y las reliquias de San Valentín, patrón de los enamorados o de los amantes. Se dice que es además el protector de las vides de esta localidad.

También puedes admirar el fantástico órgano barroco del siglo XVII. Fue construido en 1690 y está registrado como Monumento Histórico por el Gobierno Francés desde 1969. En él se tocó por primera vez en 1847 la famosa canción “Medianoche Cristiana”, escrita originalmente en francés por un vecino de Roquemaure: Placide Cappeau. Puedes aprovechar tu paso por la ciudad para visitar la casa de este famoso compositor.

Ruinas del Castillo de Roquemaure

El Castillo de Roquemaure fue construido entre los siglos XII y XIII. En la actualidad solamente se aprecian las Ruinas del Castillo de Roquemaure y dos de las siete torres originales de defensa del mismo:

  1. Torre cuadrada de los Cartaginenses
  2. Torre de la Reina: dedicada a María de Bretaña, esposa del Duque de Anjou.
Viñedos en la Provenza Francesa

Viñedos en la Provenza Francesa

Qué visitar en la Provenza Francesa: Uchaux

Uchaux es un pueblo con mucho encanto que te recomendamos entre aquellos lugares qué visitar en la Provenza Francesa.

A pesar de que se ubica a pocos kilómetros de las ciudades de Orange y Avignon, el pueblo de Uchaux ha sido capaz de mantenerse apartado de carreteras muy concurridas. Esto le permite ser un lugar tranquilo y con esencia.

Se tiene constancia de la existencia de esta localidad desde antes, incluso, de la ocupación por parte del Impero Romano de estas tierras, lo cual le concede un alto valor histórico.

A pesar de su importancia durante la época romana, Uchaux va perdiendo habitantes y convirtiéndose en un lugar cada vez más pequeño hasta el estallido de la Revolución Francesa. A partir de ese momento, empieza a recuperar su peso económico gracias al desarrollo de diversas actividades, entre ellas, el cultivo de la uva y la producción del vino. El Côtes du Rhône Villages Massif d’Uchaux es un Vino Denominación de Origen por el que se conoce esta localidad a nivel mundial.

Provenza Francesa - Viñedos

Provenza Francesa – Viñedos

Entre los principales lugares que no debes perderte en tu visita a este pueblo, destacan:

  • Ruinas del Castillo de Castellas: la construcción del Castillo de Castellas se inició sobre el año 1127. En la actualidad se pueden visitar sus interesantes ruinas.
  • Capilla de Saint-Michel: en las proximidades del Castillo de Castellas visitarás esta interesante capilla cuyos orígenes se remontan al siglo XII. Se considera de estilo románico provenzal a pesar de que ha ido sufriendo infinidad de cambios con el paso de los años.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Sérignan du Comtat

Sérignan du Comtat posee un interesante conjunto de recursos de origen medieval. Entre ellos destacan:

  • Iglesia de Saint-Étienne: declarada como Monumento Histórico, fue construida en el siglo XVIII.
  • Maison Diane de Poitiers: construida en el siglo XIV, acoge infinidad de variadas exposiciones de carácter temporal.
  • Museo Entomológico – L’Harmas Jean Henri Fabre: Sérignan du Comtat, es el lugar donde vivió y murió el famoso naturalista, micólogo, entomólogo y escritor francés Jean Henri Fabre. Dentro de lo que fue su antigua casa y oficina nos encontramos con este museo, dependiente del Museo Nacional de Historia Natural de Francia.
  • Naturoptère: te deleitarás con variadas exposiciones, algunas de ellas con carácter interactivo, sobre los insectos y la naturaleza.
  • Biblioteca Municipal Jean-Henri Fabre: podrás disfrutar de infinidad de documentos de temática variada.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Beaumes de Venise

Este hermoso pueblo de la Provenza Francesa, Beaumes de Venise, debe su nombre a las múltiples cuevas excavadas sobre el terreno en el que se asienta, a los pies de las Dentelles de Montmirai.

La localidad se encuentra rodeada de extensos y verdes campos de olivos y viñedos, tan característicos de la zona. Entre sus principales productos vitivinícolas podemos destacar su exquisito Moscatel.

Algunos de los lugares más interesantes que podrás visitar en este pueblo son:

Iglesia de Notre Dame d’Aubune: una auténtica joya del arte románico. Destaca su campanario datado del siglo XII, con unos veinte metros de altura. El diseño de la iglesia estuvo inspirado en la Catedral de Notre-Dame-Des-Doms de Avignon.

  • Ruinas y Murallas del Castillo Medieval: se estima que su construcción tuvo lugar durante el siglo XII y pone de manifiesto la gran importancia que tuvo Beaumes de Venise en el pasado.
  • Cuevas de Ambrosi: estas cuevas suponen una prueba irrefutable de que estas tierras ya estaban habitadas durante la prehistoria.

Con el paso del tiempo las cuevas de mayor tamaño fueron adaptadas para ser lugares en donde poder moler las olivas o el trigo y, así, producir aceite y harina respectivamente.

Campos de Lavanda en la Provenza Francesa

Campos de Lavanda en la Provenza Francesa

Qué visitar en la Provenza Francesa: Vacqueyras

Otra de las ciudades qué visitar en la Provenza Francesa es Vacqueyras. Un lugar con mucho encanto en donde los grandes protagonistas son sus viñedos y su exquisito vino, con Denominación de Origen propia. Vacqueyras destaca además por sus apreciados e intensos aceites de oliva (también con Denominación de Origen propia).

La pequeña ciudad cuenta con un rico patrimonio histórico y cultural. No debes de perderte:

  • Iglesia de Saint-Barthélemy: hermosa iglesia de origen romano, construida dentro de la antigua zona amurallada de la ciudad. Hoy en día aún son visibles algunas partes de la citada muralla. Esta iglesia fue ampliada durante los siglos XVII y XIX siguiendo una arquitectura en piedra típica de la zona provenzal.
  • Castillo de Vacqueyras: construido durante el siglo XVI y renovado solamente un siglo después. En la actualidad,  todavía podrás apreciar sus muros de contención, una torre perforada y una habitación abovedada del edificio original.
  • Capilla de Notre-Dame de Pitié: construida entre los años 1635 y 1655, después de la epidemia de la peste que asoló toda Europa. Precisamente esto último motivó que, años más tarde, se convirtió en un importante punto de peregrinación durante la Gran Plaga de 1720.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Camaret-sur-Aiges

Camaret-sur-Aiges está situada a unos 6 kilómetros, al noreste, de Orange. De igual manera que las otras ciudades y pueblos de su alrededor, la economía de Camaret-sur-Aiges gira principalmente en torno a la producción de vino y a la agroalimentación (destacando en la producción de conservas de tomate). Destacamos:

  • Ravelin: se trata de un antiguo puesto de guardia compuesto por dos torreones de origen medieval.  Esta edificación fue reconstruida en el siglo XVII y en el siglo XVIII, cuando también le añadieron un Campanario. La principal función de este lugar era permitir y controlar el paso de los carruajes. Durante el siglo XX, el edificio albergó el Ayuntamiento de Camaret-sur-Aiges y la Prisión de Camaret-sur-Aiges.
  • Casa Bèque: casa construida en 1750, con una exquisita decoración interior. Albergó durante muchos años una escuela, pero en la actualidad en sus instalaciones se ubica la Biblioteca de Camaret-sur-Aiges.
  • Torre Sarracena: torre defensiva del siglo XIII con una altura aproximada de 18 metros. Hoy en día es una residencia particular de tres pisos.
  • Iglesia de Saint-Andéol: iglesia construida, entre los años 1763 y 1780, sobre los cimientos de una antigua capilla prácticamente destruida a lo largo de las guerras religiosas que asolaron la región. Destaca por su fachada de estilo clásico.
Producto Ecológico en la Provenza Francesa

Producto Ecológico en la Provenza Francesa

Qué visitar en la Provenza Francesa: Sainte-Cécile-les-Vignes

Sainte-Cécile-les-Vignes es un hermoso pueblo que ocupa el corazón de la Provenza Francesa. El cultivo de la vid es uno de sus principales fuentes de riqueza, pero también lo son otras actividades agrícolas y artesanales que le confieren a este lugar un carácter abierto y dinámico. Todas las semanas se celebra un mercado provenzal en el que podrás conocer de primera mano los productos y las tradiciones locales.

Entre los principales recursos que puedes disfrutar en este pequeño pueblo encontrarás la Iglesia Sainte-Cécile-les-Vignes (estilo neorrománico), parte de sus antiguas murallas y la pequeña Capilla de Sainte-Cécile-Sainte-Croix. 

No dejes de perderte por sus calles rodeadas de hermosas casas antiguas de piedra, decoradas con flores y árboles.

Qué visitar en la Provenza Francesa: Rochegude

Rochegude es una ciudad históricamente vinculada al cultivo de la vid desde la Época Romana. Hoy en día también pertenece a las poblaciones productoras de vino que conforman la Denominación de Origen Côtes du Rhône.

La mayoría de las casas antiguas de la población están construidas alrededor de la Iglesia de Rochegude, de estilo románico. En el año 1772 la iglesia fue rehabilitada y en el año 1879 se construyó su actual campanario.

Visita imprescindible es también el majestuoso Castillo de Rochegude con una torre del siglo XII, que conserva el mismo aspecto que tenía antes de la Primera Guerra Mundial.

Esperamos haberte facilitado la información suficiente para que te decidas a descubrir la Provenza Francesa con Camino en Bici. Si te surge alguna duda recuerda que estamos aquí para asesorarte, ya sea, a través de nuestro teléfono 0034 986 565 026 o de nuestro correo electrónico info@caminoenbici.com.

À bientôt!