drovak

Entre muchas otras cosas, la pequeña ciudad de Drøbak es también famosa por sus espectaculares puestas de sol. Aquí puedes relajarte junto a las aguas azules del fiordo de Oslo, en un restaurante al aire libre o en un barco en el puerto deportivo, y brindar por el sol que se oculta detrás de las colinas boscosas.

Las velas blancas de los barcos empujados por el viento del sur y el olor a sal del mar, ayudan a crear un ambiente especial en una hermosa tarde de verano. Y tal vez, mientras tanto, un pequeño barco pesquero llegue al puerto, con su carga diaria de caballa fresca.

Prepárate para soñar un poco, porque esta es la atmósfera de Drøbak en verano que podemos encontrar en nuestro viaje en bici por el fiordo de Oslo.

drovak

Pero también el invierno ofrece un ambiente de ensueño, que no se puede obviar cuando se observa el vapor blanco sobre las aguas congeladas del fiordo, enmarcadas por un paisaje cubierto de nieve. Cruceros enormes festivamente iluminados se deslizan en silencio junto a los buques de transporte, tan cerca que parece que se pueden tocar con la mano. En el fondo, el faro y el Fuerte de Oscarsborg iluminados, crean una atmósfera mágica en las frías y oscuras noches de invierno.

Esta es la ciudad natal de Santa Claus, cuyo espíritu se cierne sobre las aguas, los bosques y toda la pequeña ciudad, la atmósfera navideña está en todos lados! Hay muchos buzones para Santa Claus y decoraciones alusivas en todas partes y por supuesto, las tiendas que las venden, haciéndote soñar – con un toque de nostalgia -, con la diversión y las aventuras de antaño.

Si quieres conocer una ciudad de ensueño, Drøbak será una grata sorpresa!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code