A 63 kilómetros de pedaleo de Santiago de Compostela con nuestro viaje en bici por el Camino de Santiago Portugués pasarás por Pontevedra, una de las principales ciudades gallegas y capital de la provincia que lleva su mismo nombre. Si te coincide el primer fin de semana de septiembre vivirás la Feira Franca: una fiesta medieval para recordar los orígenes de la capital de las Rías Baixas.

Pontevedra marcada por su Feira Franca

Pontevedra está situada en el corazón de las Rías Baixas y bañada por las aguas del Río Lérez que justo desemboca en la Ría de Pontevedra, por ello se la conoce también como la Ciudad del Lérez.

Es una ciudad única llena de historia, edificios históricos y vida, donde podremos saborear la maravillosa gastronomía de la zona con un buen vino albariño.

Su nombre proviene del latín ”ponten veteram” que significa “puente viejo” y hace alusión al primer puente que se construyó en la época romana en lo que hoy conocemos como Pontevedra y que salvaba al asentamiento romano del río Lérez y la ría de Pontevedra.

La Edad Media

Tras la caída del imperio romano la ciudad pierde importancia e incluso cayó en abandono y no es hasta el S. XII que se vuelve a tener constancia histórica de un lugar llamado Pontus Veteris, en referencia al antiguo puente romano que estaba en aquel entonces ya en ruinas. El mismo se reconstruyó y todavía lo podemos ver y cruzar en la actualidad aunque con algunas modificaciones. Es el conocido puente del Burgo, el primero de los muchos puentes que dan acceso a la ciudad.

Feira Franca: puente del Burgo

Es entonces cuando la ciudad comienza un periodo de recuperación gracias una vez más a su situación se le otorgan importantes actividades relacionadas con la pesca. Se convierte en el S.XIII en el principal puerto de carga y descarga de mercancías y se aumenta el perímetro amurallado de la ciudad.

Aunque en el S.XIX se destruyó la muralla debido a una gran expansión de la ciudad aún se conserva algún trozo que surgió debido a excavaciones o construcciones. Aunque destruida, hoy en día aún se pueden observar  trozos de la muralla romana de Pontevedra en diferentes lugares de la ciudad como a pie de la Basílica de Santa María, cuyos restos fueron hallados en 2008 durante una obra.

 

Feria Franca: Basilica de Santa Maria restos de muralla- photo credits Bicicleando

La Feira Franca en la Edad Media

Poco a poco es tal su papel en las relaciones comerciales que se le otorga en el S.XV la conocida Feira Franca. Se trataba de un mercado libre de impuestos de 30 días de duración que comenzaba 15 días antes y 15 días después del 24 de agosto, festividad de San Bartolomé. La Feira Franca se comenzó a celebrar en la céntrica plaza de la Herrería pero poco a poco fue creciendo y fue traspasando los lindes.

Fue entonces y hasta finales del S.XVI que la ciudad vive su gran apogeo. Llegó a ser el puerto más importante de Galicia y uno de los principales de Europa. Según los escritos de la época se convirtió en la ciudad más poblada de Galicia e incluso hay historiadores que creen una de las carabelas que llevaron a Colón hasta América fue construida en las carpinterías de la ciudad y dedicada al barrio de A Moureira donde vivían la gran cofradía del gremio de mareantes que controlaban la actividad marítima de la ciudad y donde se encuentra la Real Basílica de Santa María la Mayor.

Fachada de la Basílica de Santa María

Fachada de la Basílica de Santa María

Pontevedra y la Feira Franca del S. XXI

Tal fue la importancia de aquellos siglos de esplendor que el ayuntamiento de Pontevedra decidió a principios del S. XXI conmemorar aquella llamada Feira Franca el primer fin de semana de septiembre de cada año. Coincidiendo en tiempo con la celebración de la misma en la época medieval.

Feira Franca hoy en día

Por lo que todos aquellos peregrinos que pedaleen hacia Santiago de Compostela en estas fechas a través del Camino de Santiago Portugués se encontrarán con la ciudad de Pontevedra caracterizada como la ciudad medieval que un día fue. Las entradas de la antigua muralla se reconstruyen, se decoran las casas, los pontevedreses y visitantes se visten como los habitantes de aquella época y se celebran durante dos días numerosas actividades relacionadas con las actividades que se celebraran en la Feira Franca. Batallas entre caballeros, recreación de los oficios de la época, puestos ambulantes, demostraciones de esgrima, bailes, …

 

Feira Franca ambiente festivo – vestidos como en la época medieval

Sin duda, la Feira Franca  un gran espectáculo para disfrutar de la capital de las Rias Baixas de una manera diferente donde la parada para descansar antes de tu siguiente etapa estará marcada por un aire medieval.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code