tarta sacher

En una ocasión anterior os hablamos de Linz, su cultura y su gastronomía al hablaros de nuestros viajes en bici por el Danubio, en esta ocasión vamos a centrarnos en la gastronomía de Viena, un lugar que nos encanta.

Viena fue la capital de un estado compuesto de muchas culturas diferentes reunidas en el Imperio Habsburgo; por eso la suya, es una cocina que expresa todas las variaciones e influencias de los países conquistados a través de los años. En este artículo vamos a intentar mostraros una pequeña parte de la riqueza gastronómica de Viena, gastronomía que puedes disfrutar con nosotros en los diferentes viajes por el Danubio en bici que te ofrecemos.

Wiener Schnitzel

Al igual que en toda Europa central, los platos son abundantes y con frecuencia a base de carne, pero hay variaciones incluso para los vegetarianos. Por supuesto, el plato que no se puede dejar de disfrutar en Viena es la Wiener Schnitzel, una chuleta sin hueso, empanada y frita en manteca de cerdo, servida con una generosa porción de patatas.

Casi tan famosas como la Wiener Schnitzel son las míticas wurstel, típico street food de la ciudad, donde en casi cualquier rincón se encuentra un puesto de salchichas.

viena

Otro plato muy popular y querido por los austríacos es la sopa, preparada con tantas variantes: quizás la más famosa sea la Frittatensuppe, hecha con tiras de tortilla; pero también la crema de calabaza, de tomate o de cebollas son muy populares. A menudo se sirven como un entrante de bienvenida o se ponen a disposición en un buffet libre.

sopa

Como ya se ha dicho, Viena es uno de los reinos de la carne: el gulash, de influencia húngara, es un plato muy común, tanto en la versión con salsa, como en sopa, más cercana a la versión húngara. También hay que probar el plato favorito nada menos que del emperador Francisco José: se llama Tafelspitz y es una carne de vaca hervida con patatas asadas, salsa de rábano picante, manzanas y salsa de cebolla. Hablando de patatas, en Viena se prepara una ensalada de patatas con una salsa agridulce deliciosa!

TirolWerbungOtro plato típico es el Tiroler Knodel, una especie de albóndiga de masa rellena de tocino picado, panceta o hígado. Se sirven como guarnición o en sopa como primer plato. Para los vegetarianos, además de sopas y ensaladas servidas en muchas variantes, también están los sabrosos spatzle, ñoquis blancos o de espinacas.

Capítulo aparte merecen los dulces. Viena es uno de los lugares más extraordinarios para golosos y exigentes gourmets: la tradición de los cafés y pastelerías vieneses es conocida en todo el mundo.

café sacher

El postre más famoso, y que puede entrar cómodamente entre los cinco primeros en el mundo es la Sacher Torte, un pastel de orígenes nobles: el joven chef de repostería Franz Sacher trabajó para el Canciller von Metternich, que era muy aficionado al chocolate y pretencioso cuando se trataba de dulces. Un día el pastelero Sacher, que sustituía a un cocinero enfermo, inventó esta maravillosa combinación de chocolate y mermelada de albaricoque, que sirvió al Ministro … a partir de ese momento todo lo demás es historia.

kaiserschmarren

Pero no es el único manjar que se puede degustar en Viena: vale la pena probar el Kaiserschmarren, una tortilla picada (rota) servida con compota de frutas o pasas de uva, preparada para el emperador Francisco José. Y, por supuesto, el Apferstrudel.

Otro gran clásico, inspirado en el famoso compositor es la tarta Mozart, especialidad del café Landtman. Es un postre que consiste en una fina galleta de dos colores, mousse de avellana en el interior con piezas de avellanas caramelizadas, mousse de pistacho, cubierta con cacao y mousse de chocolate.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code